My first Vlog: a visit to David Noalia in his studio in Bormujos, Spain

youtube.jpg

Anuncios

Sandokán, the tiger of las Señoritas bridge

Si quiere leer esta entrada en español, haga click aquí banderas español

dddc85a0-9c97-4c72-a176-990fd7186e83
During our drama practice

On Sunday night I had drama practice in Seville, and I decided to bike there, despite the fact that was late and dark, and was one of those first really cold winter days. I stayed the entire day inside the house and needed fresh air and do some exercise. When I arrived at Dos Lunas, my drama group clapped in ovation when they saw me with my bike. I was a little bit surprised and modest since I didn´t find anything heroic about it. Maybe the fact I am 56 makes it more laudable.

 

89f11f06-eaec-4dd5-8edc-1cfe39b1cdf1
A character from Divinas Palabras

Our practice finished around 10:30 pm and I needed to return home biking around 6 miles uphill. Winter days just started and when I step outside the drama studio, I knew I was going to freeze my booty off. When I was crossing  la Cartuja runway,  I covered my head, ears, and helmet with a scarf I was wearing around my neck. The cold of the night was entering in all the poures of my body. I took a selfie, and thought that I definitively looked like one of the futuristic characters at the end of a nuclear disaster that we wanted to portray in our interpretation of the drama play by Valle-Inclán, Divinas Palabras. To warm up, I started to pedal with all my heart.

To reach my town biking on a relatively safe way, one has to cross the Camas bridge, also known as puente de las Señoritas, a bridge that now is not in very good shape but has a biking path. It used to serve the train from Sevilla-Huelva, and today is well used by cyclers, walkers, motorbikers, and bus drivers from Valencina, Albaida and Camas when they want to pass by the highway during rush hours. The bridge makes the crossing of the Guadalquivir river  relatively safe, at least for me, since it seems that have been a lot of  complains about it´s dangers and lack of lights when is dark. On an average the bridge is used daily by around 800 bikers during week days and 900 over the weekends. Well, at 10:45 pm that Sunday it was not a soul, and I can attest that it was dark as a wolf´s mouth, so maybe the complains have good grounds. Nonetheless, I didn´t perceive these political issues, since I was accustomed to bike at night between Salteras and Valencina where there’re zero lights along the road. And just recently I have put two good lights in my bike. I felt I was the king of the hill and could just have a good ride.

50e27d09-b96e-4825-a47f-176f49db2ef3
The ghostly apparition

I was going full blast, when all of the sudden I heard a ghostly sound in front of me. To my surprise, something similar to the phantom of the Opera in white crossed in front of me. It looked at me just like the way our dog JJ used to look at me. I brake fast and stopped to see this apparition. I couldn´t help myselft and took a photo of it. And a second one, and a third one.I put my bike light towards him, so I can take a clearer shot, afraid that the flash of my cell phone would ruin its ethereal image. He kept looking at me without moving.

9a6bd6b5-8fcd-4c91-a598-6a622072cbc5
He looked at me like J.J.

Next day I posted a photo in Instagram and Facebook, writing a comment about the event. I wrote it in English. I think my spotty language, made people think that I had an accident or was in serious danger, especially being so late at night. To tell the truth, the least I felt was scared. On the contrary, I had a sensation of full gratefulness for being able to move around in such peaceful places, that the worst that could happen while biking close to midnight in the middle of nowhere is that a horse crosses the road, and having the same care as people in Montana have with deer while driving in a highway at night.

0e4bdb2b-d32e-4df6-960c-1c3e5a9e5f1c
The Guadalquivir river after rowing from la Cartuja Runway

Yesterday, I went biking to Seville again. This time earlier, just to row for an hour. When I was returning, around 6 pm, I found the same horse that surprised me the night before, and I decided to stop and take a picture of him and upload it in Facebook, as a way of clarifying my previous accidental post. While taking the photo, a young woman in a hurry, approached me quiet upset. She had a slight foreign accent. She asked me why I was taking a photo of that horse. I looked at her ashamed and answered in a whisper, stuttering

4741c3e0-c1c6-4140-92f2-23497a34134a
The first white horse

—Because I like him.

—Ahh, ´cause you like  him, mmm.

—Yes, because I like him…— ¿Is it your horse? — I asked condescendly

—No, from my uncle — she said pointing out the Southern part of the river.

 

And off she went her way suspiciously. And I continued mine, only two meters ahead where I saw another white horse eating weed, and he could have been also the ghost of the night before.

I was starting to get my phone out to take a picture of him, when a man who was pushing a cart approached me like if he was getting out of one of the pages of the drama play Divinas Palabras.  I was just thinking, why all of the sudden everybody was overprotecting horses. I felt caught again. The toothless man who was wearing black coat, hat and gloves started to gesture gently with his hands pointing the horse. The last thing I needed was a mute man mad at me.

After many gesticulations, he asked me to take a picture of him with the horse. I obeyed. And he started to talk, yes, to talk, after playing the mute for 10 minutes! But he spoke choppy, almost unintelligibly for me, since he didn’t know too much Spanish, and I didn´t know any Romanian.

WhatsApp Image 2017-12-05 at 10.32.42
Sandokán

And this is how I learned or deduced that Alexandreau Dimiri, is a.k.a Sandokan, since this is the way he introduced himself taking one of his gloves off and giving me his five. He said something about his mother, so maybe his mom used to call him Sandokan or the name came from his mother side. I learned about his real name while he was telling me his troubles in Spain. He didn´t know why “5 millions Romanians emigrated to Spain if Ceaușescu  was already dead”. And he insisted: ¿Why, why, why? I could tell he was missing is homeland, not knowing when he will go back again. Airplane tickets were too expensive, and by bus was three long days, that nobody can endure with an empty stomach. Besides, his passport had expired. He whisked from his old coat, a very deteriorated passport where it read, Alexandreau Dimiri born in Bucharest April 29th, 1957.

Now he was living alone next to the Guadalquivir river. He looked at me trying to find ways of touching or hugging me, giving me fives like three or four times and delicately taking away from my face the hair that the wind was bringing to against it. At the beginning I was a little bit uncomfortable, but at that time the daily average number of cyclist and walkers were passing by las Señoritas bridge.

At the end,  all in all, even though the man was looking for a little bit of money and maybe something else, he only got out of me around 1,5 euros, a kiss in one of my cheeks, a hug, several high fives with my frozen hand, and some smiles and laughs. Mutually, we had made each other day. My appearance was not much more attractive than his. Maybe we were two souls in search of our identities.

4ddc999f-7b74-4899-9500-80bac2fd4e58
Arriving to my destination in my bike

Sandokán, el rumano del puente de las Señoritas

If you want to read this post in English, press here USA-United-Kingdom

dddc85a0-9c97-4c72-a176-990fd7186e83
Durante nuestro ensayo de teatro

El domingo por la noche tenía práctica de teatro en Sevilla y decidí irme en bicicleta, a pesar que el ensayo era tarde, estaba oscuro y hacía frío, pero me había pasado todo el día dentro de la casa, y necesitaba respirar y hacer ejercicio. En el hecho, cuando llegué a Dos Lunas, mi grupo de teatro me aplaudió cuando me vieron llegar en bici, ante mi sorpresa y un poco de pudor, pues yo no lo encontraba nada heroico. Quizás el hecho que lo haga a los 56 años de edad lo hace más loable.

 

89f11f06-eaec-4dd5-8edc-1cfe39b1cdf1
Personaje de Divinas Palabras

El ensayo terminó a las 10:30 pm más o menos y tenía que enfilar 9 kms. cuesta arriba para Valencina. Recién se habían iniciado los días más fríos de la temporada, y al salir del estudio supe que iba a congelar el culete. Al cruzar la pasarela de la Cartuja, me cubrí la cara y las orejas con un pañuelo que llevaba alrededor del cuello, pues el frío se me colaba por todos los poros. Me saqué un selfie y pensé que definitivamente parecía uno de los personajes futuristas, después de una hecatomber nuclear, y la vuelta de tuerca que le queríamos dar a la obra de Valle-Inclán, Divinas Palabras. Y me puse a pedalear con todas mis fuerzas, para poder entrar en calor.

Para ir a mi pueblo de manera relativamente segura, hay que cruzar el puente de Camas conocido también como puente de la Señorita, un puente hoy en bastante mal estado pero que tiene un carril-bici. Antiguamente servía la ruta ferroviaria Sevilla-Huelva, y hoy es muy utilizado por peatones, ciclistas y motos, además de los autobuses interurbanos de Camas, Valencina y Albaida, durante la hora punta, ya que hace que el cruce del verdadero río Guadalquivir sea relativamente tranquilo y seguro (al menos para mi, pues me he enterado que hay muchos reclamos sobre su estado calamitoso y por no tener iluminación durante la noche). Por este puente cruzan una media de 800 ciclistas al día en días laborales  y 900 los fines de semana. Pues bien, a las 10:45 pm no había un alma y doy fe que estaba oscuro como boca de lobo, por lo que lo de los reclamos de la iluminación, tienen su causa justa. Yo, sin embargo, no percibía nada de estas cosas pedestres, pues, acostumbrada a recorrer de noche el carril-bici de Salteras a Valencina, no me extrañaba su falta de luz. Y hacía poco, le había instalado dos focos a mi bici, que me hacían sentir la reina del mambo y reirme de los peces de colores.

50e27d09-b96e-4825-a47f-176f49db2ef3
La aparición espectral

En eso iba, a todo cañón, cuando siento un ruido espectral y cuál no es mi asombro que se me cruza por delante una especie de fantasma, que me mira con la misma mirada que tenía mi perro J.J. No tuve más que frenar a toda prisa, y mirar asombrada esta aparición. No pude contenerme, y le saqué una foto. Y dos, y tres. Lo comencé a iluminar con el foco de mi bici, para que se viera más claro, por temor a que el flash de mi móvil arruinara su imagen etérea. Y me siguió mirando impertérrito.

9a6bd6b5-8fcd-4c91-a598-6a622072cbc5
Me miraba igual que el J.J.

Al día siguiente, subí una foto en Instagram y Facebook, comentando el suceso. Lo puse en inglés, y no sé si eso, debido a mi lenguaje equívoco, dio lugar a que mucha gente creyera que había tenido un accidente o corrido peligro, especialmente a esas horas de la noche. La verdad es que lo menos que tuve fue miedo, más bien, una sensación de gratitud de saber que me muevo por lugares tan tranquilos, que lo más terrible que me puede pasar, es cruzarme con un caballo mientras ando en bici casi cercana la medianoche, teniendo que tener el mismo cuidado que se tiene que tener en Montana de noche cuando se cruzan los ciervos por la carretera.

0e4bdb2b-d32e-4df6-960c-1c3e5a9e5f1c
El río después de remar desde la pasarela de la Cartuja

Pues bien, ayer fui nuevamente a Sevilla en bici. Esta vez a remar, más temprano. A la vuelta, cerca de las 6 de la tarde, me encontré con el mismo caballo que me había sorprendido la noche anterior y decidí detenerme para sacarle una foto, para posteriormente colgar en Facebook, a modo de aclaración de mi publicación anterior. Cuando estaba en ello, se me aproxima presurosa, una joven bien arreglada que con cierto acento extranjero me pregunta por qué le estaba sacando fotos al caballo. Yo, la miré avergonzada y musité titubeando

4741c3e0-c1c6-4140-92f2-23497a34134a
El primer caballo blanco

—Porque me gusta.

—Ah, porque te gusta, mmm.

—Si, porque me gusta…— ¿Es tu caballo? — le pregunté algo condescendiente

—No, de mi tío — me dijo, señalándome la ribera sur del río.

 

Y siguió su camino desconfiado. Y yo el mío, solo dos metros más allá, en la que estaba comiendo maleza, otro caballo blanco, que podría también haber sido mi fantasma de la noche anterior.

Me aprestaba a sacarle una foto, cuando un señor que tiraba de un carrito, como si hubiera salido nada menos que de las páginas de Divinas Palabras, se me aproxima. Y yo que pienso que por qué les ha dado a todos ahora con sobreproteger a estos caballos. Y me sentí de nuevo pillada en falta. El hombre desdentado, de abrigo, boina y guantes negros, comienza a hacerme gestos con las manos, señalándome el caballo. Lo que me faltaba ahora, un mudo enfadado conmigo.

Después de varias gesticulaciones, me indica que le saque una foto con el caballo, lo que yo hago obediente. Y comienza a hablar, sí, a hablar, después de haberse hecho el mudo por 10 minutos! Pero su hablar es cortado, casi ininteligible para mi, pues él sabía poco español y yo nada de rumano.

WhatsApp Image 2017-12-05 at 10.32.42
Sandokán

Pues fue así como me enteré o más bien deduje, que a Alexandreau Dimiri, se le conoce por Sandokan, pues se presentó mientras se desenguantaba una mano y me daba sus cinco. Me repitió algo de su madre, por lo que no sé si es que su madre le dio ese apodo, o deriva ese nombre por parte de madre. De su verdadero nombre me supe cuando me contaba de sus penurias en España y que no sabía por qué “5 millones de rumanos habían emigrado a España si ya Ceaușescu había caído y estaba muerto”. Y me insistía: ¿Por qué, por qué? En su mirada añoraba su tierra, a la cual no sabía cuándo iba a regresar ya que el billete de avión costaba mucho dinero y en bus eran tres días y sin dinero para comer, era muy duro. Además se le había vencido el pasaporte, y sacaba del bolsillo de su abrigo raído, un pasaporte hecho pedazos donde se leía, Alexandreau Dimiri nacido en Bucarest el 29 de abril de 1957.

Y ahora vivía solo, en las riberas del río Guadalquivir. Me miraba cariñoso, tratando de encontrar maneras de tocarme y abrazarme, chocando los cinco como tres o cuatro veces, y retirando, delicadamente con sus dedos, los pelos que se me venían a la cara con el viento. Al principio me había inquietado, pero a esa hora transitaba la media diaria de ciclistas y peatones que cruzan el puente de las Señoritas. Y al final, si bien, el hombre buscaba un poco de dinero y quizás algo más, logró solo sacarme un euro y medio, un beso en la mejilla, un abrazo, unos cuántos choques con mi mano congelada, y varias sonrisas y carcajadas. Mutuamente, nos habíamos alegrado la tarde. Mi aspecto no era mucho más atrayente que el suyo. Quizás éramos dos almas en busca de una identidad.

4ddc999f-7b74-4899-9500-80bac2fd4e58
Llegando en bici a mi destino

Los caballos de David Noalia, varias historias de amor

Siento que David es el Picasso/Leonardo del siglo XXI, por eso vi la necesidad de escribir esta historia. Para ver las obras de David en directo o más información, llamarlo al teléfono +34-608-415-393 o escribirle a davidnoalia@gmail.com

Slide1

Desde que conocimos a David Noalia en 2013, siempre habíamos hablado sobre la posibilidad de adquirir una de sus obras. Han pasado cuatro años y la fama de David va creciendo, su don innato consolidándose, adquiriendo una fuerza alucinante, que a mí, por lo menos, me parecía cada vez más lejano ver una de sus obras en nuestra casa.

Fue así como decidí llamarlo una semana antes de nuestro aniversario de matrimonio, ya que salió de nuevo en nuestra conversación la idea de que teníamos que visitarlo. Pero siempre, hablábamos en el aire, sin concretar.

Nuestro aniversario era la excusa perfecta, pues hacía tiempo que no sorprendía a Steve con algo, y casi nunca le he dado un regalo significativo, que justifique su precio y su materialidad.

Decidí escribirle a David y concertamos, después de unos cuantos WhatsApps, que lo iba a ir a visitar a su estudio el viernes al mediodía. A Steve le di la excusa que necesitaba el Berlingo que era más fácil de estacionar, para ir a la Biblioteca a dejar unos libros .
Slide2Al llegar al taller, situado en el centro peatonal de Bormujos, me encontré a un David sonriente que me recibió en la puerta. Al entrar me inundaron sus cuadros maravillosos, con su magia, su potencia, su energía impresionante. Vi con gusto como seguía explorando los cuadros en series de 4, 6 o 9 al más puro estilo Warhol. Esta vez, me llamó la atención un conjunto que había de cuatro caballos, con un color predominante cada uno: fucsia, azul, amarillo y naranja. Contemplé alucinada lo que veía.

Slide3Estaban la serie de retratos de hombres, uno de un jinete que se lo había visto online, y otro de un caballo colorinche que había sido el poster de una exposición que Steve y yo lo habíamos compartido en Instagram y Facebook; también estaba uno de sus últimos cuadros, el de su hija Noelia, lleno de transparencia y vapor, pintado con una delicadeza que transmitía el momento en el que fue engendrado, a la hora del

photo

desayuno, cuando los rayos del sol caían delicadamente en Noelia, quien jugaba con un vestido de Rossi, y David supo captar ese instante, primero con su móvil y luego en su pintura, lleno de texturas  visibles e invisibles.

Comencé a arrepentirme de haber ido sin Steve, pues ahora tenía que tomar la decisión sola, sin saber si lo que yo eligiera sería del gusto él.

david-hotel.jpg
Comenzamos a hablar de lo humano y de lo divino, de su trayectoria desde la última vez que habíamos conversado y cómo sus experiencias me recordaban a los artistas italianos del siglo  XVI explotados por  Papas renacentistas. Me contó de su entrada a formar parte de la colección permanente del Hotel Alfonso XIII a través de un alumno que tuvo en la galería de Plaza de Armas, que es pianista del hotel. De los saltos  al vacío que ha tenido que dar nada más que aperado de una gran fortaleza y creencia en sus propios proyectos. Y cómo de pronto, los astros se están alineando y la gente, especialmente extranjera, ha comenzado a valorar su obra. De cómo sus cuadros están llegando a manos estadounidenses, japonesas, rusas, venezolanas e incluso a las propias manos de la nieta de Franco, Carmen Martínez-Bordiú.

slide5.jpgHablamos de sus precios y de su forma de cobrar. De los inicios de una página web para vender online DavidNoaliaGallery.com . De lo contento que está ahora que puede comprar materiales de buena calidad, buenos lienzos y pinturas. Que antes tenía que vender para comer, y que ahora se puede dar el lujo de vender en su medida, sin que se le suban los humos a la cabeza ni morirse de hambre. Cómo ha aprendido a conciliar la exploración y crecimiento de su arte, pintando temas que le gusta a la gente y que son vendibles, como lo son el caballo y el flamenco, temáticas que antes no había pensado en acercarse. Me mostró una obra en la que está trabajando, de una bailaora en tres movimientos, que se inspiró cuando miraba a una bailaora en un video en youtube. También me mostró otras dos obras de bailaoras flamencas que reflejan un movimiento, coloridos y energía únicos en David.

Hablamos de sus planes de comprarse una casa vieja, quizás no habitable para vivir, pero sí para tenerla de taller, donde pueda recibir a gente que quiera conocer su arte, y recibir the full Andalusian Art experience, en un pueblo del Aljarafe, en una “villa” española.

Hablamos de la idea de llevar a nuestros amigos gringos a su taller en enero, de sus rutinas de trabajo, de su agradecimiento por Rossi, su señora, que ha creído en él y lo ha apoyado en todo momento. En fin, hablamos de todo, hasta que tocamos el tema de qué quería llevarme.

David me preguntó, qué me apetecía. Yo le dije que todo me gustaba, y que obviamente había algunas obras que me alucinaban, pero que eran muy grandes y por supuesto, no teníamos ni el espacio físico ni el bolsillo para financiarlas, y la idea era tener una obra de él, para colgarla y verla todos los días de nuestra vidas.
Y él me dijo, muy delicadamente
—pero de lo que hay aquí ¿qué te gusta?

Slide6Y yo le dije inmediatamente, que me alucinaba el conjunto de caballos, y algunos de los retratos de hombres y el caballo colorinche del poster.

Él me miró sonriente y me dijo,
—¿qué tal si te llevas el de los caballos…?

Todavía que lo pienso, no me lo creo, pues nunca pensé que iba a volver a la casa con un tesoro tan grande, ni que David supiera tan claramente lo que mi corazón quería. Y me dijo que si andaba en coche me los podía llevar en ese instante. Me pidió disculpas porque no tenía ningún plástico ni nada para envolverlos y que le perdonara la cutrería. Y yo pensaba, nada, de nada, cubrir estas maravillas con plástico es una aberración. Me los llevo tal cual, dos en cada mano.

Slide4Y después de dos horas de alegre conversa salía del taller de David Noalia, noble artista, cargando mi gran tesoro. Caminando hacia el coche, la gente me miraba por la calle. El mozo del bar de la esquina ojeó los cuadros, no sé si pensando ah David vendió unos de sus cuadros, o mirando mi pinta, en buzo, pues había ido a andar en bicicleta en la mañana temprano, y no me había duchado, y con cuatro lienzos enmarcados caminando con una sonrisa y el pecho inflado, que creo no se podían camuflar. Y me sentí vulnerable con mi botín, pues sentía que cualquiera me podría asaltar y llevárselos o destrozarlos.

Al irme ,David me dijo:
Vosotros sois cuatro en tu familia, pues ahí tienes, uno para cada miembro de la familia.

IMG_20171124_141027613.jpg

Y me dio una gran idea. Inmediatamente me empecé a imaginar los cuatro cuadros recorriendo mundos, uno en manos de Vincent con destino original Butte, Montana y el otro con Matilde, en Richmond, Virginia, mientras los dos restantes se quedarían juntos, en Valencina. Me empecé a imaginar los recorridos que podrían dar cada uno de ellos por separado y las aventuras y desventuras por las que podrían pasar. Pensé en su unicidad como obra de arte, como conjunto, y en su diversidad y diferencia como obras individuales, con su propia fuerza y colorido. Y sin embargo, unidos transmiten una magia, una alegría, un movimiento y una energía que por separado no tienen, pero cada uno en su individualidad tienen su belleza y magia propia. Y así pensé que es nuestra familia, fuerte, llena de energía, magia y alegría con integrantes que corren con su propia identidad y colores propios. Pensé que solo un artista como David podía representar con su arte lo que somos como familia y hemos formado como matrimonio. Y eso me parece maravilloso.

Imaginé los derroteros que podían recorrer cada uno de ellos, y que, en un futuro incierto, cuando todo esté reducido a megabytes, y números binarios, alguien encuentre uno y comience a hilar su historia y su relación con los otros tres, hasta que los reúna y vea reflejados en ellos, una historia de amor, o varias, la nuestra, la del artista, la de nuestros hijos y nietos. En fin, la historia de la vida, reflejada en Steve y en mí, en David y su arte, su compañera Rossi, sus hijos y quizás cuántos más tocados por su pincel.

Y es así como pensé cuál obra le pertenecía a cada quién:

January 1991 – Nov. 27th, 1993Steve – Blue

IMG_20171126_084228199.jpgWhen I first met Steve, I found him extremely attractive, and handsome. I fell in love with his laugh. He gave peace to my unquiet spirit. I think this horse in blue, represents those features in him. A gentle person, who instills balance, positive thoughts, firm values, endless humor, and a sense of moving forward with optimism in what is ahead of you.

January 1991 -November 27th, 1993- Pia – Fucsia

IMG_20171126_084112041.jpgWhen we met, Steve told me that I was bold. I didn´t know the meaning of that word. I remember I went home and looked it up in the dictionary. I was kind of shocked to think that I was considered bold, but I never forgot it. I think I am passionate, and with an endless energy for the unknown. Even though I don´t like red or pink in my clothes, I think this horse represent a little bit who I am, and who Steve saw when we first met.

March 26, 1996 – Matilde – Orange

IMG_20171126_084315455.jpgWhen Matilde was born, the midwife exclaimed: ¡Salió igual al papá! Es colorina!
When I saw this horse, I thought this is she. Orange. The perfect mix of blue and fucsia. Matilde inherited Steve´s perseverance, optimism, generosity, and confidence in the future. From me, the passion and relentless quest for the edge of things. She has the ability of being balanced and risk taker at the same time. She is a leader in search of answers, who is not afraid of the unknown, and will give herself completely for a cause.

October 24th, 1997 – Vincent – Yellow

IMG_20171126_084402507.jpgWhen Vincent was born, he was in permanent movement. Eventually he evolved to be our quiet American, raised to be resilient. When I look at this horse, I think of him. He is Matilde´s brother, thus the horse is more like hers than ours. Still, it´s a blend of Steve and me, of fucsia and blue, but in a subtle way. Yellow, with many blue strokes, and some little splashes of fucsia. He represents the calm after a storm, the gentleness of Steve´s manners, an extreme sensitive spirit that inherit from his mother, and the wisdom of his dad. He is the risk taker who will question everything, and will measure the consequences of his risks.

November 27th, 2017 – The McCann Alliende

IMG_20171126_084912934.jpgAnd here we are the four of us. Steve and I, who managed to raise some awesome kids, and have a wonderful family, thanks to what we brought from our own ancestors, cultures and backgrounds.

We are risk takers, we are in a permanent quest of trying to be better, to find the balance in our lives, in our relationships; we have the magic of firm and transparent strokes, and the energy of bold colors. We are in permanent movement, we are relentless and resilient. We are full of love.
We are the McCann Alliende.

Para ver las obras de David en directo o más información, llamarlo al teléfono +34-608-415-393 o escribirle a davidnoalia@gmail.com

21 de Marzo, día mundial de la poesía

Con motivo del día mundial de la poesía he ideado una actividad para todo el que se sienta motivado a seguirla. Siguiendo la línea de Neruda pregunta, los niños responden …, pensé que sería interesante hacerla involucrando a todo el colegio, pero ahora, inspirada en el día internacional de la mujer, utilizando preguntas que se han hecho en sus poemas, poetisas de todos los tiempos. Para realizar la tarea me fui a la sección de poesía de la biblioteca y comencé a buscar todos los libros escritos por mujeres o bien los poemas escritos por mujeres incluidos en antologías. Al realizar esta tarea, me di cuenta de dos cosas: una, que no teníamos mucha poesia femenina, más bien muy poca. En algunas de las antologías de poesía en español que miré, encontré solo un poema de mujer y no tenía preguntas. Este ejercicio ha sido por lo tanto bueno, para analizar nuestro fondo poético y por de pronto dar algunas sugerencias para ampliarlo.

La otra cosa de la que tomé consciencia fue que no era tan fácil encontrar preguntas abiertas dentro de los poemas, pero cuando las encontré, me quedé sorprendida de solo imaginar las posibles respuestas.

Flyer poetisasLa actividad la he diseñado de tal manera que se colgarán letreros como si fueran uno de esos avisos en los que se arranca el contacto de la persona, que en este caso será la pregunta de una poetisa. Los carteles se colgarán en cada clase y espacios comunes del colegio. La persona que se sienta motivada sacará una de las tiras con una pregunta y entregará su respuesta en la biblioteca. Sortearemos libros sorpresa entre las mejores respuestas.

poetisasactivityCada pregunta tiene el nombre del poema donde la encontré y la referencia del libro. Además, como la idea era también promover los fondos propios de nuestra biblioteca, no quise buscar poemas en internet, y por lo mismo añadí al final de la referencia, la signatura del libro, para saber dónde encontrarlo en nuestra biblioteca, a ver si a más de alguno lo animamos a leer poesía.

Por si a alguien le interesara reciclar esta actividad, Preguntas de poetisas se las dejo en formato word para descargar, y así la puedan adaptar a las propias necesidades de sus comunidades. Yo, a cambio, les pido que me sugieran libros de poesía femenina, especialmente para inspirar a niños y adolescentes, y por qué no, a sus padres.

Después de haber publicado esta entrada inicialmente, me enteré que mi amigo Jorge Morell, como padre del Colegio Huerta Santa Ana (HSA) se entusiasmó tanto que llevó la idea al cole de sus hijas. HSA invitó a toda la comunidad educativa a celebrar la magia de la poesía. Según el mismo Jorge me contó, las respuestas fueron tantas, que aún los propios iniciadores se sorprendieron. Ojalá compartan sus respuestas, para así yo poner un enlace de ellas.

Aquí están las preguntas que logré encontrar para mi cole…

delia¿Dónde está el orgullo coraza que la herrumbe lame?
(En poema “Pueblo de mujeres solas” p. 50. Sexteto para violín y agua de Delia Cabrera Marky. Sediento, 2012. P CAB sex

Me adentré a los abismos de mí misma para ver lo que había, ¿y sabes lo que encontré?
En poema “Mis abismos “ p. 17. Poemario de Esther Calvillo Nieto. Sediento, 2012. P CAL poe

¿Abuelito ¿de quién es esa estrella que siempre con amor estoy mirando? 10359011_744866212201154_2797578182148893914_o53b2ffaec636d_300h
En Poema “Abuelo y nieto p. 85 Poemario de Esther Calvillo Nieto. Sediento, 2012. P CAL poe

¿Por qué cada vez que me abraza el tormento de la rosa desfallezco como pasión exhausta?
En Poema “Tormentos” de Amal Al Ajdar en Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. P. 45. P ant

¿Por qué cada vez que duermo sobre la voz de mi alegría me asechan, a escondidas los sables de la noche?
En Poema “Tormentos” de Amal Al Ajdar en Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. Alfar, 2007. p. 45. P ant

9788478982615¿Para qué sirve la queja si no hay quien te escuche?
En poema “Niño errante” de Turía Sakkat  en Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. Alfar, 2007. p. 135. P ant

¿Dónde estoy entre tanta basura?
En poema “Niño errante” de Turía Sakkat en  Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. Alfar, 2007. p. 133. P ant

¿Acaso vivo entre los desperdicios de la gente perdida?
En poema “Niño errante” de Turía Sakkat Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. Alfar, 2007. p. 133. P ant

¿Por qué, madre, duermo sin comer?
En poema “Niño errante” de Turía Sakkat. En Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. Alfar, 2007. p. 133. P ant

¿Y son todas las tardes un estruendo que pasa?
En Poema “Tormentos” de Amal Al Ajdar en Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. P. 45. P ant

¿Cuál es el secreto del origen de la vida?
En Poema “La soledad de la arena” de Aïcha Bassry en Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. P. 59. P ant

¿Cuál es el secreto de la arena, que sus granos no se asemejan?
En Poema “La soledad de la arena” de Aïcha Bassry en Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. P. 59. P ant

¿Qué hay después del precipicio de la muerte y el fin de la eternidad?
Poema “La soledad de la arena” de Aïcha Bassry en Antología de la poesía femenina marroquí  ed Antonio Reyes Ruiz. P. 59. P ant

¿Será tu destino un dedo de tempestad o de calma?
Poema “Anillo” de Delmira Agustini en Poesía completa, edición y prólogo de Martha L. Canfield p. 195 Sibilina, 2009. P AGU poe

31kh1hl-cil-_sy344_bo1204203200_¿Dónde encontrar el alma que en su entraña sombría prenda como una inmensa semilla de cristal?
Poema “Diario espiritual” de Delmira Agustini en Poesía completa, edición y prólogo de Martha L. Canfield p. 193 Sibilina, 2009. P AGU poe

Eros, ¿acaso no sentiste nunca  piedad de las estatuas?…
Poema “Plegaria” de Delmira Agustini en Poesía completa, edición y prólogo de Martha L. Canfield p. 176 Sibilina, 2009 P AGU poe

 ¿En qué tela de fuego me envolvieron las arañas de nieve de tus manos?
Poema “Para tus manos” de Delmira Agustini. Poesía completa, edición y prólogo de Martha L. Canfield p. 170 Sibilina, 2009. P AGU poe

But where exactly on me is this torn-off stem?
¿Pero en qué parte de mí está exactamente el tallo arrancado?
Poema “Europe on $5 a day” (Europa con cinco dólares al día) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 20-23 P ATW pue

Why do dead cats call up such ludicrous tears?
¿Por qué los gatos muertos provocan lágrimas tan ridículas?
En Poema  “Mourning for cats” (Luto por los gatos) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 40-41 P ATW pue

What´s the use anyway of calling the dead back, moving stones, or making animals cry?
Y en cualquier caso, para qué sirve invocar a los muertos, mover piedras o hacer que los animales griten?
En poema  “Owl and pussycat, some years later” (Búho y gatita algunos años después) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 76-77 P ATW pue

What does the mud says?
¿Qué está escrito en el barro?
En poema  “A poor woman learns to write” (Una mujer podre aprende a escribir) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 100-101 P ATW pue

Why is the tree dying?
¿Por qué se está muriendo el árbol?
En poema  “War photo 2”(Foto de guerra 2 ) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 146-147 P ATW pue

cubierta_lapuerta_desarrollo Where is the fearful beast who runs the show and longs for kisses?
¿Dónde está la bestia temible que dirige la función y anhelan que la besen?
En poema  “Ice palace” (Palacio de hielo) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 126-127 P ATW pue

Who has blocked up the Wells of truth?
¿Quién ha tapado los pozos de la verdad?
En poema  “War photo 2”(Foto de guerra 2 ) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 146-147 P ATW pue

What if they kill all those with no guns?
¿Qué pasa si matan a los que no tienen pistolas?
En poema  “War photo 2”(Foto de guerra 2 ) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 146-147 P ATW pue

 Why did you feel so hurt then, and so curious, and also happy, and also set free?
¿Por qué te sentiste tan dolida, y tan curiosa, y al mismo tiempo tan feliz, y también tan libre?
En poema  “”You heard the man you love” (Has oído al hombre que amas)”( ) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 250-251 P ATW pue

When will there be compassion?
¿Cuándo habrá compasión?
En poema  “War photo 2”(Foto de guerra 2 ) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 148-149 P ATW pue

When will the dead tree flower?
¿Cuándo florecerá el árbol muerto?
En poema  “War photo 2”(Foto de guerra 2 ) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 148-149 P ATW pue

Where are the bodies that were once attached to all those hands?
¿Dónde [están] los cuerpos que una vez estuvieron unidos a esas manos?
En poema  “Ice palace” (Palacio de hielo) de Margaret Atwood en La puerta , Bruguera, 2009, pp. 126-127 P ATW pue

What do you mean onions and peppers, are too crunchy when you chew?
En “Eat your Veg” de Valerie Bloom )” en Hot like fire and other poems de Valerie Bloom. NY: Bloomsbury, 2000, p. 57  JP BLO hot

512bt0nfntmlToday has been so special, how can I keep it here?
En poema “I hope tomorrow never comes” de Valerie Bloom  en Hot like fire and other poems de Valerie Bloom. NY: Bloomsbury, 2000, p. 72 JP BLO hot

How do I ask for a parakeet?
En poema “How to ask for a Hamster (for Tamara)” en Hot like fire and other poems de Valerie Bloom. NY: Bloomsbury, 2000, p. 25. JP BLO hot

When water turns to vapour where does it go?
En poema “Ten O´Clock Bell” de Valerie Bloom. En Hot like fire and other poems de Valerie Bloom. NY: Bloomsbury, 2000, p. 92 JP BLO hot

Does acid turn litmus blue, pink or red?
En poema “Ten O´Clock Bell  en Hot like fire and other poems de Valerie Bloom. NY: Bloomsbury, 2000, p. 92 JP BLO hot

A fly is sitting on the table. What makes you think I´m bored?
En poema “Today is so exciting” de Valerie Bloom. En Hot like fire and other poems de Valerie Bloom. NY: Bloomsbury, 2000, p. 121 JP BLO hot

¿Pues cómo ha de estar templada la que vuestro amor pretende, si la que es ingrata ofende y la que es fácil enfada?
En poema “Hombres necios que acusáis…” de Sor Juana Inés de la Cruz. En entre_clavel_rosa_new

 ¿Cuál mayor culpa ha tenido en una pasión errada, la que cae de rogada o el que ruega de caído?
En poema “Hombres necios que acusáis…” de Sor Juana Inés de la Cruz. En Entre el clavel y la rosa: Antología de poesía española. Madrid: Espasa, 2001, p.127

¿O cuál es más de culpar, aunque cualquiera mal haga: la que peca por la paga o el que paga por pecar?
En poema “Hombres necios que acusáis…” de Sor Juana Inés de la Cruz. En Entre el clavel y la rosa: Antología de poesía española. Madrid: Espasa, 2001, p.127

¿Cómo dar aire si yo no lo tenía?
En “El clavillo del abanico . En Historia de Gloria: amor, humor y desamor. Madrid: Cátedra, 1981 p. 82

9788437602417-es-300¿De qué valen millones de amigos-conocidos, si sólo sola y sola me tengo que acostar?
En “Castilla es una espada” de Gloria Fuertes. En Historia de Gloria: amor, humor y desamor. Madrid: Cátedra, 1981 p. 111

¿Quién esta tarde está dispuesto a quedarse tuerto, para que mañana vea un ciego?
“Entre ético y poético” de Gloria Fuertes. En Historia de Gloria: amor, humor y desamor. Madrid: Cátedra, 1981 p. 141

¿De qué vale la fama, la popularidad, si sólo sola y sola me tengo que apañar?
En “Castilla es una espada” de Gloria Fuertes. En Historia de Gloria: amor, humor y desamor. Madrid: Cátedra, 1981 p. 111

gloria30Qué comes si sólo hay hielo pajarito de las nieves?
En “Pajarito de las nieves” de Gloria Fuertes. En  Animales geniales: leer y volar todo es empezar. Madrid: Escuela española, 1989, p. 28

¿Cuáles son las vacas mejores de la tierra?51yg61yr9bl-_sx345_bo1204203200_
En “Otra de vacas” de Gloria Fuertes. En  La Pata mete la pata.  Madrid: Susaeta, 1992, p. 95

¿Qué culpa tiene el burro de ser burro?
En “¡Pobre burro!” de Gloria Fuertes. En  La Pata mete la pata.  Madrid: Susaeta, 1992, p. 112

¿Cómo miraban tus ojos cuando aún tenían alma?

III. Dolor. 24. Coplas de Gabriela Mistral. En Poesías completas.  Madrid: Aguilar, 1958, P. 107

mistral_completas_1958¿Adónde buscar tu cara, si ahora ya tienes polvo hasta dentro de mi alma?
III. Dolor. 24. Coplas de Gabriela Mistral. En Poesías completas.  Madrid: Aguilar, 1958, P. 110

Una niña que es inválida dijo: ¿Cómo danzo yo?
En VI. Rondas. 8. Los que no danzan. de Gabriela Mistral En Poesías completas.  Madrid: Aguilar, 1958, P. 227

 

 

 

 

 

1992: Tratando de ganarme la vida en EEUU cuidando mellizos

Era octubre de 1992, después de haber terminado mi master en historia, buscaba desesperadamente trabajo en Washington DC, para poder quedarme más tiempo y poder consolidar mi noviazgo con el que es mi actual marido.

Esto le escribí a una amiga que vivía por ese entonces en Chile.

Como ando cesante del cerebro, me he dedicado a cuidar a unos mellizos como babysitter, para por lo menos tener plata para el bolsillo. A veces me deprime un poco, porque son de 11 meses, por lo que me canso de hacerles fiestas durante 6 horas. Cuando se duermen es una delicia, pues me da tiempo de escribir cartas o leer. Pero los últimos días a los descriteriados les ha dado por no querer dormir. Si bien como guaguas son unos ángeles, a veces me dan ganas de asesinarlos, especialmente porque al no ser mios no puedo hacer otras actividades mientras ellos juegan solitos.

instep-flash-fixed-wheel-double-jogger-5-best-side-by-side-strollers-for-twins-2016El jueves pasado, en la desesperación le pregunté a la mamá de las creaturas si los podia sacar a andar en coche. Yo sabia que tenian un coche de paseo para mellizos sensacional, con ruedas como de bicicletas. También sabía que había un parque cerca, pero que era más bien agreste, sin camino pavimentado, más bien solo una huella entre árboles , barro, hojas y piedras. A la calle ni pensarlo, pues viven en una zona muy bonita, pero no apta para los peatones, sin vereda y llena de curvas con harto tráfico de autos.

james_helminski_twisted_vines
Twisted Vines by James Helminski

El cuento fue que no me importó, y salí de lo más rauda con las dos guaguas en sus respectivos asientos, por este bosque solitario con una huella empinada que no iba a ningún lado. Subí y baje lomas y lomitas hasta que llegué a una especie de parque abierto, con pasto y camino pavimentado, que no resultó sino ser un colegio. Ahí me di unas vueltas locas, hasta que después de casi una hora decidí volver. Y he aquí que no hice más que entrar al maldito bosque cuando me perdi!!! Di vueltas y más vueltas en vano. Salté troncos, subí el coche para arriba y para abajo, sudé la gota gorda, y los niñitos se me empezaron a desesperar con los botes que daban por el camino algo empedrado. Al final me di por vencida y decidí volver al colegio y salir a la carretera. Me hubieras visto empujando este coche, corriendo como una loca para no llegar tan, tan tarde, pues suponía que la dueña de las guaguas se iba a poner un poquito nerviosilla, en medio de los autos que disminuían su marcha al ver este patético espectáculo. Yo creo que si la mamá o el papá de las guaguas me hubieran visto, les baja un ataque ahí no más, y no me dejan cuidarlas de nuevo.

Llegué a la casa toda sudorosa una hora y media después, y la niña me dijo algo como que estaba un poquitito preocupada de que yo me hubiera perdido. Yo le puse mi mejor cara de inocencia, y le dije que Nooooo, que cómo se le ocurría, que lo que habia pasado es que habíamos llegado a este colegio donde todo el mundo nos paraba, pues los mellizos causaban sensación, y eso fue lo que nos entretuvo. Pero de que sudé la gota gorda, la sudé, aunque por otro lado quedé chocha, porque por lo menos tuvo más emoción la tarde.durmiendo

Pero la única que quedó agotada con todo el cuento fui yo. Lo que es los mellizos, chochos, ni un ojo cerraron y tuve que entretenerlos again, and again. Todo sea por los 42 dólares que gano en el dia. Aunque la pega se me acaba el 21 de octubre, dia en que parten papás y mellizos a Italia, en busca de nuevos rumbos.

Todavía me acuerdo de este episodio, especialmente de los mellizos, que a la vuelta del “paseo” cuando vieron a su mamá, se avalanzaron sobre ella como si el cuco los estuviera persiguiendo. Cada vez que veo a un niño reaccionar de esta manera, me pregunto si tienen algo de razón.

akamarpreet_wee12naturalbeauty
Week 12-Natural Beauty by Akamarpreet

 

Neruda asks, Barrett responds…

sbarrett_logo-homeAquí están las respuestas de la comunidad educativa de K.W.Barrett Elementary School a las preguntas de Neruda hechas el primer semestre del año escolar del 2002. Las respuestas son de profesores, alumnos de 5º de primaria y una madre de una niña de kinder de la clase de Ms. Henderson.Las respuestas que están en español e inglés son de personas que respondieron en español, pues ese era su idioma materno, y por de pronto el idioma en el que Neruda escribió las preguntas.

2e3f480
The Ché-riff of Mathland
ela0ylrz
Connie Quinzio, profe de 3º de primaria

Recuerdo que para que los profesores respondieran, dedicamos parte de una sesión de la clase de escritura de Ms. Vawter para hacerlo. Seleccioné las preguntas que me parecieron más inspiradoras y cada uno respondía las que quería. Creo que de los profesores solo Ché Abdeljawad y Connie Quinzio siguen enseñando en Barrett.

En el caso de los niños, me acuerdo que las profes de quinto, especialmente los de ELL, generosamente me ofrecieron una hora en la que presenté el proyecto y los niños respondieron. Fue gratificante ver como los niños que no sabían bien inglés recibían con alegría este proyecto.

En el caso de la mamá, no me acuerdo exactamente cómo llegó su respuesta. Solo recuerdo a la profe de la hija, Ms. Henderson, quien estaba en mi clase de escritura.

Ahora, cuando leo las respuestas robadas a horas lectivas, me admiro de la facilidad que tiene Neruda para sacarnos lo mejor nuestro.

NERUDA ASKS, BARRETT RESPONDS…A Poetry Project

by Piedad Alliende (Children´s Literature Class, Instructor: Jacki Vawter  (EDIS 731, UVA), December 2002)

art_porque080213145xBased on “Libro de preguntas- Question Book, 1974” in Pablo Neruda. Late and Posthumous Poems 1968-1974. Edited and translated by Ben Belitt. Bilingual ed. New York: Grove Press, 1988. pages 174-201, and Neruda, Pablo. El libro de las preguntas: Selección. Santiago: Andrés Bello, 1988. Illustrations by Eduardo Osorio.

 

img_9859-small

Quiénes gritaron de alegría
Cuando nació el color azul?

Who screamed with joy
when color blue was born?

Everyone who loves the sea and the sky on a sunny day screamed with joy when the color blue was born.

Robin Jameson

The dusty necked black man
                     toiling his land
                          free now
                                     But bound in blue
screams for joy
                             that his song will be heard

Ché Abdeljawad

Miles Davis
The Mediterranean
B.B. King
Sadness
A robin´s breast
A mountain pool
A blue bonnet
A cobalt mine
Indigo dye
A Bethlehem night sky

Esther Haynes

The eagle soaring over the horizon screamed with joy when the color blue was born!
The humpback whale swimming in the depths of the ocean screamed with joy when the color blue was born.
The baby with the blue boots screamed with joy when the color blue was born!

Amy Sack

The earth and clouds rejoiced, for now they had reason to unite and mingle.

Sunee Kelly

This is a clever question—I honestly don´t know.

Joanna Kang

Yes I screamed with joy when the color blue was born.
Yes that bluejay that sings in the late spring afternoon. Yes I screamed with joy at the luscious taste of fresh picked blueberries on a mid July day.
Yes I scream with joy at the light of the sparkling blue waters of Frenchmens Bay.

Connie Quinzio

The sky screamed with joy when the color blue was born. “Just the color I was waiting for!” the sky shouted.

Terry Bratt

The jay (explanation
                      Bird —bluejays
                                     scream)

Nancy Rodeheaver

St. Ann, for she was the mother of Mary. St. Ann for saw the importance her daughter would play in Church history—being the virgin mother of Jesus. To honor this woman—mother of Mary, Grandmother of Jesus—God the Father said blue would be our Lady´s Holy Color.

Linda Carter

The sky screamed with joy when the color blue was born.

Mary Lou Rubé

God is in His Heaven
Alls right with the world

Joyce G. Gamse

Every new parent who was shocked to see the color of their son before he took his first breath.

Jennifer Heatherington

White is the mother of all the colors. Her screams welcome all others into the world.

Mike Henrickson

The clouds, for now they were free to break apart and dance.

Stephanie Hanna

The clouds screamed with joy. Finally they could show their beauty against the right background when before they were mixed with the messy gray swirl of creation.

Sudie McGahuey

The sky announced,
“I´ll take that!”
The ocean said,
“Me too!”
The robin´s eggsbell quietly asked,
“Is there any left for me?”

Jacki Vawter

The whole Earth!

Gustavo Villazón, 10 years, 5th grade

Because the world is blue

Alieta O. 10 years, 5th grade

img_6111-small

Si todos los ríos son dulces
De dónde saca sal el mar?

If all rivers are fresh water
Where does the sea get its salt?

The oceans swallowed all our sorrow, soaking in the salt of our tears.

Sunee Kelly.

From the river beds tears—As the river water leaves it´s home; Earth, the river bed cries. First in loneliness—missing her children; Second in pride—the river water becomes part of a larger world.

Linda Carter

From the tears of all the whales that have been slaughtered on its shores.

Stephanie Hanna

When the fresh water evaporates, the tears of the drowned and lost are left behind.

Sudie McGahuey

The salt of the sea comes from the tears of lost sailors and mermaids who long for feet for freedom.

Jacki Vawter

La sal de los mares es como la ternura en las personas, algunas la tienen, otros no, las que la tienen son como los ríos dulces.
The salt of the oceans is like tenderness in people; some have it, some don´t; those who have it are like sweet rivers

Jimena Antelo, mother of Andrea Cardozo, K, Ms. Henderson.

The sea gets its salt from a woman. That woman came to the shore of the sea. She asked the sea “Who are you?” and the sea answered “Come in, you will find who I am”. She didn´t go in. Then she came back the next day. She asked the sea “Who are you?” and the sea answered “Come in, you will find who I am”. She went in this time she dissolved because she was made of salt and that is why the sea has salt.

Cinthy Villarroel, 5th grade

img_8414

Por qué me muevo sin querer,
Por qué no puedo estar inmóvil?

Why do I move without wanting to,
Why can´t I stand still?

I move without wanting to because I am a tiny pinpoint on a ball whirling and hurling through space.

Robin Jameson

ADHD

Nancy Rodeheaver

It beckons and calls the early morning air—“come come see what I offer you.” The smell of fallen leaves the tip of the morning just opening its eyes, the sound of asalter beginning.

Connie Quinzio

I think that he wants to stand still because he wants to see the ocean forever like she said he loves the sea, the ocean.

Daniela Estivariz, 10, 5th grade

Is it because I jump when I have joy or is it because I run for fear? Why am I moving? Please, please tell me why.

Elias, 5th grade

I think that I am not standing still because I have joy in my Heart or I am nervous. I don´t know why I am not standing still, but maybe I am mad. I wish I knew, I really want to know.

Carlos Mendoza, 5th grade.

img_5328

A quién engaña la magnolia
con su fragancia de limones?

Who´s the magnolia kidding
With its lemon aroma?

Absolutely no one! We know you´re there, sweetening the early days of summer.

Jacki Vawter

pink-bush-in-autumm-by-stanley-zimny

Cómo saben las estaciones
que deben cambiar de camisas?

How do the seasons know
when do they have to change shirts?

The seasons know they have to change shirts when suddenly they realize things have been the same color for just too long…

Robin Jameson

The seasons change when the birds tell them to—by flying away or coming home again.

Joyce G. Gamse

As autumn approaches, the earth is chilled. Trees drop their leaves to use as a sweater. As winter approaches the world is cold. The clouds drop their snow to use as a blanket.

Mike Henrickson

The seasons know when they have to change shirts by the hotness and the coldness.
When the sun comes out and the moon goes home
And when the moon comes out again and the sun goes home
When the lights go on and the go off
When it gets windy
When it snow and when it rains
When there is storm
When children make something with snow and then it melts
That´s how the seasons know.

Rubi Guevara, 5th grade

the-girld-and-the-shark-by-wolfgangfoto

Por qué no ataca el tiburón
a las impávidas sirenas?

Why doesn´t the shark attack
the fearless mermaids?

Shark sense fear, while mermaids fear none.

Mike Henrickson

The shark respect the audacity and cunning of the fearless mermaids as he shares these same qualities.

Terry Bratt

The shark doesn´t attack the fearless mermaids because they want to look at the pretty mermaids.

Mary Lou Rubé

El tiburón no ataca porque la sirena es sagrada y la sirena es conocida por todos porque vive en el agua.
The shark doesn´t attack the mermaid because the mermaid is sacred y known for everybody to live in the water.

John, 5th grade

Shark doesn´t attack fearless mermaids because they are pretty and sing beautiful and their voices hypnotize the shark to be fearless.

No name, 5th grade

tumblr_n6o4plaf9z1qm9y99o1_5001

Dime, la rosa está desnuda
o sólo tiene ese vestido?

Tell me, is the rose naked
Or does it just have only one dress?

The rose is adorned with such beauty as Jesus said in parable
Consider the lilies of the field
Neither do they weave nor toil
Yet Solomon in all his glory
Is not attired as well as these.

Joyce G. Gamse

Rose knows she looks fantastic in her red dress so why should she chose another?

Linda Carter

Yes, I guess the rose is already wearing a layered dress.

Vilma Yarisa, 11, 5th grade

La rosa está desnuda porque todavía es una semilla pequeñita que está recién sembrada para crecer.
La rosa tiene un vestido porque es una Barbie que se llama Rosa y que está usando un vestido bonito.
The rose is naked because she is still a tiny seed that is just planted for growing.
The rose has a dress because she is a Barbie doll and her name is Rose and she is wearing a pretty dress.

Heydi Tejeda Maldonado, 5th grade

aleppo-ride-through-the-city-by-hakan-t

En qué idioma cae la lluvia
sobre ciudades dolorosas?

In what language does the rain fall
over hurting cities?

The language falls in all different languages over the hurting cities.

Mary Lou Rubé

The language is Chinese, German, Japanese, and language of destruction.

Gustavo Villazón, 10 years, 5th grade

The rain speaks in every language especially in a hurting city. The rain speaks the language of happiness to the poor in a hurting city. The rain talks to the running away citizen and bring hope in every drop. The rain reminds the flowers to wake. And at last the rain speaks to the sun telling it to let the rainbow shine and telling it to shine over the hurting cities.

Suchana Costa, 5th grade

It falls in the language of tears because the cities are deeply hurting by all that´s happened.

Brayan Ortega, 5th grade

El 4 es 4 para todos?
Son todos los sietes iguales?

Is 4 always 4 for everybody?
Are all 7´s equal?

It depends on who you ask!

Jennifer Heatherington

311_0724-small

Por qué voy rodando sin ruedas,
Volando sin alas ni plumas?

Why do I roll around without wheels
And fly without feathers or wings?

Because I am human. I have no regard for the laws of nature. They do not apply to me.

Jennifer Heatherington

a2b8636bd3e6400bea7c81dd46be465e.jpg

Cómo se llama una flor
que vuela de pájaro en pájaro?

What´s the name of the flower
That flies from bird to bird?

That sweet-smelling flower is me!

Sunee Kelly

sheep

Cómo se llama la tristeza
en una oveja solitaria?

What´s the word for sadness
in a sheep that is alone?

Solituuuuuuuuuuuuuddddde

Stephanie Hanna

I have not “herd”

Nancy Rodeheaver

Sheep sadness that is alone might be alone—herd, alone stands for an animal or person that is lonely, and herd stands for a big crowd of something in one space. Now that´s how a sheep that´s sad must really feel of being all alone.

Jennifer C. Romero, 5th grade

fly-by-daswebweib

Si las moscas fabrican miel
Ofenderán a las abejas?

If flies fabricate honey
Should the bees be offended?

Absolutely! They must not have gotten the memo on the current union rules: flies drone, irritate, interfere with people and animals and hang out in filthy places. Bees are orderly, teach each other dances and are the makers of quintessential sweetness.

Sudie McGahuey

The bees should be offended if flies made honey because the bees work hard coming up of the idea of honey and work hard making honey. It´s also not good if someone stold your invention or idea.

Roxana Mejía, 5th grade

img_6777-small

Por qué lloran tanto las nubes
y cada vez son más alegres?

Why do the clouds cry so much,
and each time are happier?

The clouds cry because they lone the feeling of joy that accompany crying.

Terry Bratt

Because they have been able to clean the streets and the roads with their tears. I always feel that rain makes everything feel clean and fresh.

Joanna Kang

Yo pienso que ellas lloran porque cuando algo feliz pasa ellas se ponen más felices y empiezan a llorar. O ellas lloran cuando algo malo o triste pasa en el mundo.

I think they cry because when something happen on the world they get more happier and start to cry. Or they start to cry when something bad happen.

Gianina Corrales, 5th grade

Las nubes lloran porque están tristes que venga un tornado y que destruya la ciudad donde viven las personas. Las nubes lloran porque tiene que llover para estar todo fresco del calor. Las nubes lloran porque están muy tristes. Las nubes lloran porque tiene que llover cuando el tiempo está mal.

Clouds cry because they are sad that a tornado might come and destroy the city where the people live. Clouds cry because has to rain in order that everything is fresh of heat. Clouds cry because has to rain when is bad weather.

Maria Claure Soto, 5th grade

Clouds cry when a person dies. The clouds get scared and start to cry when there is lightning. Sometimes clouds don´t cry because all the grownups and kids are okay: clouds don´t cry because the sun comes up and talk to them.

No name, 5th grade

hojas

Por qué se suicidan las hojas
cuando se sienten amarillas?

Why do the leaves kill themselves
As soon as they feel yellow?

They don´t kill themselves—they just need new clothes.

Joanna Kang

Because they hate living

Caleb, 10 years, 5th grade.

The leaves can´t live without their signature color, they know they´re fading. So they race with the sun to see who is more yellow, and as soon as they see that the sun´s brilliance outshines them, they sadly kill themselves.

Fawad Ahmad, 5th grade

The leaves feel blue when they turn yellow.
The leaves don´t look so pretty so they jump off of their branches.
They can´t survive the cold.

Saima, 5th grade

vincent-con-tortuga

Cómo le digo a la tortuga
que yo le gano en lentitud?

How can I tell the turtle
that I won in slowness?

Hey – turtle- I came in second!

Nancy Rodeheaver

I could pay the clock to stop and show the turtle the time that he spent running!

After the race, I could tell the cameraman to fast-forward when the race shows the turtle in the video of it!

Jesse Wood, 5th grade

ueves

Pero por qué no se convence el Jueves de ir después del Viernes?

But why isn´t Thursday convinced to go after Friday?

Because Thursday is scared of Saturday.

Adrian F. 10 and Caleb, 11, 5th grade

Thursday isn´t convinced to go after Friday because Thursday is afraid to go after Friday.
Thursday can´t stand being next to Saturday.

Judy So, 5th grade

bread-by-alexmontjohn

Si se termina el amarillo
con qué vamos a hacer el pan?

If all the yellow is used up,
with what shall we make bread?

If there is no more yellow then I should use the wolves tongue to bake bread.

Miguel Rodríguez, 5th grade

The moon will send down a yellow beam which will turn weeds into wheat and the people will eat.
The bees will lend their yellow clothing and honey and the people will eat and dance.
Daffodils will sneeze out shiny pollen into the bowl which will become yellow paint and the people will paint their faces and eat and dance and enjoy.

Camelia Rubalcava, 5th grade

swallos-by-pipilongstockings

Qué pasa con las golondrinas
que llegan tarde al colegio?

What happens to the swallows
When they´re tardy for school?

Lo que le pasa a las golondrinas que llegan tarde al colegio es que ese día no van al colegio.
What happen to the swallows when they are tardy for school is that that day they don´t go to school.

Andrea C. 10 years, 5th Grade

They get punished and get spanked by the teachers scaly, terrible, tail. The fishes drip there small soggy tears down to the endless sea floor.

George, 5th grade

They don´t learn how to migrate.

Piedad Alliende

salt-by-corentin-derory

En el desierto de la sal
cómo se puede florecer?

In the desert of salt
How can you bloom?

Si se podría hacer que una flor florezca la regaría con agua dulce.
“La regaría con dulzura”

If one can make that a flower blooms I would water it with sweet water. I would water it with sweetness.

Jimena Antelo, mother of Andrea Cardozo, K, Ms. Henderson´s class.

The flower can be white. A little princess comes to the desert and cries, cries, cries her eyes out. Her tears make a river that flows through the desert so the white flower can bloom and other plants too. The little princess was happy when she saw the plants grow. She got a little flower so she can always remember that day.

Patricia, 5th grade

just-another-letter-on-the-board-by-dave-edens

Qué letras conoce la abeja
para saber su itinerario?

What letters does know the bee
To learn its itinerary?

No conoce las letras, pero conoce sus obligaciones y derechos.

It doen´t know the letters, but knows its obligations and rights.

Jimena Antelo, mother of Andrea Cardozo, K, Ms. Henderson´s class.

He needs to know the letters to te key words that make them famous.
H-O-N-E-Y and S-T-I-N-G.
B-U-Z-Z-Z–z-z-z-z-z-z-z-z

Sam DelGiudia, 5th grade

blog

Es verdad que reparten cartas
Transparentes, por todo el cielo?

Is it true they spread transparent
letters through all over the sky?

Yes, it is. That is why clouds are white. They are envelopes holding the secrets of rain. And the North wind blows the secret of the rain to the people of the Earth.

Eric Perez, 5th grade

rice-alexis-breaux

Y a quién le sonríe el arroz
con infinitos dientes blancos?

At whom is the rice grinning
With its infinite white teeth?

The rice is grinning at the other colors and also at white for giving its color to the rice.

Eric Ramírez, 5th grade

The rice is grinning at all it´s enemies like the great white shark, the lion, and the wolf. The rice is bragging that it has whiter and sharper teeth than the beasts of the animal kingdom.

Edwin Funes, 5th grade

At boiling water and chirping oil. At the puzzled teacher who cannot explain the concept of infinitude.

Piedad Alliende

bald-eagle-edit-by-steven-kersting

Dónde deja el puñal el águila
cuando se acuesta en una nube?

Where does the eagle leave its dagger
When its rest on a cloud?

In the Rockies, the Andes, and the mountains of Kathmandu.
Beyond the Alps, the Apennines, and the Black Sea.
Twirled in its nest
Waiting to wake up…
And use it again
To survive

Piedad Alliende

lluvia

Por qué razón o sinrazón
llora la lluvia su alegría?

Why does the rain weep with joy,
with or without cause?

He is crying with joy because it´s a good day to rain. He weeps with joy for his good day. But sometimes, the rain cries because the sun or clouds hurt his feelings.

Elvia, 5th grade

Finally it can get rid of the clouds.
Likes to be free
Slides down
Drips,
drips,
drips,
drips
Ha,
ha,
ha.

Piedad Alliende

img_0505-small

Quién canta en el fondo del agua
en la laguna abandonada?

Who sings from the bottom of the water
in the abandoned lagoon?

En la laguna abandonada canta el sapo porque está contento y porque le quiere a una sapa. El está contento ahí debajo de la laguna porque ahí están sus amigos y el puede cantar para sus amigos

In the abandoned lagoon sings the frog because he is happy and because he likes another frog. He is happy at the bottom of the lagoon because there are his friends and he can sing for his friends.

Erika Quiroz, 5th grade

The fish sings an opera with itsr bubbles to all the other fishes.
The wind dives down, rushes through the water and sings to the seaweed.
The hissing of the electric eels sings to the sand.

Malayika Cincotta, 5th grade

watermelon_smile_popofatticus

De qué ríe la sandía
Cuando la están asesinando?
What is the watermelon laughing about
When it´s being killed?

I don´t know. Maybe he thinks it tickles. Also he wants to share his red juicy self.

Jake Huston, 5th grade.

mariposa

Cuándo lee la mariposa
lo que vuela escrito en sus alas?

When does the butterfly read
What flies written in its wings?

I am too busy to read
I am flying
Pollinating
Being important
And silly
Escaping from the kid´s trap
Or the bug collector
I don´t have time to read
Only to escape.

Piedad Alliende

Y ustedes ¿se animan a responderle a Neruda?

 

Neruda pregunta, los niños responden …

preguntas
Portada “Libro de las preguntas”, ediciones Media Vaca. Ilustraciones de Isidro Ferrer, 2006

 

Hace un mes comencé un curso de animación a la lectura que me hizo recordar un proyecto que hice el año 2002, para un curso de literatura infantil que ofrecía la Universidad de Virginia a los profesores del colegio donde yo trabajaba en Arlington como intérprete y al que la directora, que también participaba en el curso, graciosamente me dejó formar parte. El proyecto lo hice inspirada en otro que había hecho en 1984 la profesora de mi primo Tomás (en ese entonces de 8 años)  en el Colegio San Francisco de Miranda en Santiago, Chile. Vicky Castro con el escritor Alfonso Alcalde publicaron una edición artesanal del trabajo que habían realizado con Tomás y sus 28 compañeros de curso. Recuerdo haber visto el libro publicado por ediciones El Árbol de la palabra como Neruda pregunta, los niños responden y quedar prendada de la idea, con tal enamoramiento que 18 años después, lo quise hacer con niños  y profesores donde yo trabajaba en EEUU.

 

Algunas de las respuestas del proyecto original de 1984 las pude rescatar de Ignacio Valente (José Miguel Ibáñez Langlois) en su artículo del suplemento Revista de Libros de El Mercurio de Santiago del 28 de mayo 1989 Los niños saben más que Neruda.

libro-de-las-preguntas-1
Il. Isidro Ferrer

“¿Por qué los aviones no se pasean con sus hijos?”

“Porque los aviones no se reproducen, por eso no tienen hijos”.
Luis: “Por temor a que un ovni pueda raptarse a sus avioncitos”.

 

 

tumblr_n6o4plaf9z1qm9y99o1_5001” ¿La rosa está desnuda o sólo tiene un vestido? “

Eduardo: “Sólo tiene dos vestidos, pero los dos son iguales”
María José: “Se pone un vestido nuevo cada vez que la miramos”.

 

 

 

 

libropreguntas3
Il. Isidro Ferrer

 “¿Por qué los árboles esconden el esplendor de sus raíces?”

Loreto: “Porque les da verguenza mostrar sus várices”.
Varinia: “Porque los árboles crecen dentro de la tierra”.
Emi : “Porque son muy pitucos y no quieren que se las roben”.
Sabina: “Los árboles no esconden el esplendor de sus raíces.

 

hojas
Foto Pia Alliende

“¿Por qué se suicidan las hojas cuando se sienten amarillas?”.

Paloma: “Porque significa que llegó el señor otoño y cuando él llega todas las hojas se tiran a sus pies”.
Bárbara:”Porque es un color muy hermoso. Entonces es tan lindo que se muere de lindo”.

“Si los ríos son dulces, ¿de dónde saca sal el mar?”

Tomás [mi primo]: “De los saleros que Dios bota de sus comidas”.
Jorge: “De las lágrimas de los pobres”.

 

 

neruda1
Il. Isidro Ferrer

“¿A dónde van las cosas que soñamos?”

Sabina: “Van donde Dios para que las haga realidad”.

¿Por qué no enseñan a sacar miel del Sol a los helicópteros?

Felipe: “porque los helicópteros prefieren sacar queso de la Luna”.
Cristóbal:”Porque el Sol se apagaría y sería una ofensa para los planetas hermanos”.
María José: “¿Acaso ya no lo hacen?”

 

“¿Cómo saben las estaciones que deben cambiar de camisa?”

Varinia: “Porque el Sol les dice: Hey, primavera sale a trabajar que es tu turno y se te hace tarde”.

 

neruda2
Il. Isidro Ferrer

¿A quién le puedo preguntar qué vine a hacer a este mundo?”

Paloma: “A tu papá y a tu mamá”.
Tomás [mi primo] : “A mí, que vine a pasarlo bien por el paraíso desnudo”.
Fernanda: “A la oficina de informaciones”.
Bárbara: “Le tengo que preguntar al amor qué viniste a hacer a este mundo”.
Sabina: “Yo sé a quién le puedes preguntar. ¡Al libro de las respuestas!”

“¿Dónde van las cosas del suelo?”

Cristián: “Donde Cristo y Dios”.
Eduardo: “Se van a la mente, cerca del cerebro”.
Bárbara: “A un gran archivo que Dios lo guarda y que cuando nos muramos lo volvamos a soñar”.
Varinia: “Van donde Dios, el que se las da a las demás personas que ni tienen sobre qué pensar”.
Carlos: “El mundo al revés”.
Sabina: “Van donde Dios, para ver si las puede hacer realidad”.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA
“Libro de las preguntas” ilustrado por Daniela Hevia Jaramillo

Hoy decidí hurgar antiguos archivos y rescatar mi trabajo del 2002, pues a pesar que intenté hace unos meses con fotos preguntar a mis amigos de Facebook una de las preguntas de Neruda no tuve mucho éxito (solo 3 respuestas) lo que me llevó a preguntarme como Ignacio Valente en 1989, “qué ocurre, 10 o 15 años después, con estos niños del tercer año básico del colegio Francisco de Miranda, una vez que han perdido la influencia creadora de Vicky Castro y han acumulado suficiente saber enciclopédico y trivial. Se convierten tal vez en aburridos adultos: los civilizamos, los empobrecemos, los liquidamos.” A veces creo que como adultos perdemos un poco la inocencia y el juego lúdico, pero creo que en el caso de mi experimento facebookiano se debió más bien  a que soy un fracaso como social media influencer y mis amigos de Facebook no me tiran la menor pelota.

Desde 1984, Vicky Castro ha inspirado a muchos profesores a hacer lo mismo con sus alumnos, yo siendo uno de ellos, pero como ya esta entrada está muy larga, en la próxima pondré mi trabajo del 2002, Neruda asks, Barrett responds…

Lo que a mi me encantaría saber ahora es qué le ha ocurrido a mi primo Tomás y qué recuerdos tiene de una experiencia que ocurrió hace más de 30 años. La Pia pregunta y Tomás responde… 

tomas-y-yo
Tomás, la Fran y yo en Medellín, Colombia, 1975

Lecturas de febrero…a la velocidad del rayo

9788483835838La verdad sea dicha, en febrero me he dejado estar con las lecturas y solo he leido dos novelas y un libro de poemas, todos, eso sí,  de un solo sentón. El primero que me leí, The Unquiet de John Connolly, lo leí sin parar un domingo de lluvia. Era un libro asisgnado para el club de lectura de la biblioteca pública de mi pueblo, cuya reunión era al martes siguiente,  y no había abierto sus páginas hasta el sábado en la noche en que lo comencé leyendo en inglés con la oferta de Amazon de leer los primeros capítulos en el ipad para ver si te gusta y lo compras. Esto me duró muy poco, por lo que el domingo, que llovía incansablemente, me sirvió de excusa para abrir la copia que me habían dado en español (cuyo título es Los atormentados), y terminarla de un sentón esa misma tarde. Fue una lectura intensa, reconozco que al final no leía por premura sino porque me tenía enganchada. Mientras leía, me comí sin darme cuenta y de pura ansiedad un paquete entero de papitas fritas, ante el estupor de mi marido.

De todas formas, como leí en alguna crítica, Connolly no es para leerlo seguido, pues puede saturar. En el hecho The unquiet es el sexto libro de la serie del detective Charlie Parker cuya entrega Nº15  A game of ghosts, está prevista para abril de este año. Si bien me gustó, creo que dejaré reposar su estilo, con la satisfacción de que al saber que es un escritor prolífico, en cualquier momento, cuando esté seca de lecturas o sin ganas de pensar en algo nuevo, puedo encontrar  uno de sus libros sabiendo que me van a enganchar. Es una novela negra, con el típico detective con fracasos amorosos como los de Kurt Wallander de Henning Mankell, el inspector Erlendur de Arnaldur Indriðasono o el comisario Morante de Mario Valdivia, pero con una pizca de paranormalidad y unas descripciones increíbles del paisaje de Maine, que hace que la atmósfera sea muy tensa. Además, me encantó la manera como describe sentimientos o personas con un puntito de humor algo irónico, como por ejemplo, escribir que alguien tenía la cara “como dueño de funeraria al que se le ha perdido un cadáver”.

9788420664088-uk-300El segundo libro que leí fue el viernes recién pasado y más bien fue una relectura muy veloz (en 50 minutos incluido el prólogo) de Veinte poemas de amor y una canción desesperada de Pablo Neruda, libro que estaba asignado en el club de lectura en español para extranjeros de la Biblioteca pública de mi pueblo vecino, Gines y cuya reunión era este mismo viernes a las 6 pm. Me leí la versión de Alianza Editorial (3ª reimpresión, 2015) con prólogo de Jorge Edwards que siempre resulta interesante gracias a lo bien que este escritor conocía a Neruda. (Recomiendo leer Adios, Poeta (1990) de este autor, que leí en EEUU en febrero de 1991 y me hizo reencontrarme nuevamente con Neruda y mi lengua materna)

Durante la reunión del club de lectura de este viernes, me di cuenta lo mal que lo había releído a Neruda y lo maravilloso que puede ser leer algo con ojos limpios. Así fue la fantástica interpretación que le dio una de las integrantes del club, Kristine, de nacionalidad estadounidense, quien nunca había leído a Neruda y que quedó prendada de los poemas de amor. Yo, acostumbrada a leerlos por separado, nunca había abordado estos poemas como una totalidad. En la década de mis veinte, época de amores tortuosos y dolidos me fascinaba el Poema Nº 10, especialmente la pregunta ¿Por qué se me vendrá todo el amor de golpe cuando me siento triste, y te siento lejana? Me acuerdo haberme torturado leyendo y releyendo estos poemas, pero siempre cada poema por separado.  Y ahora Kristine comenta el libro como quien ha leído una novela, donde hay un solo hombre y una sola mujer, donde en los primeros poemas hay un amor carnal que paulatinamente comienza a profundizarse en uno más entero para finalmente perderse, con todo el sentimiento y el dolor de los años universitarios, que remueve el pasado juvenil de Kristine y la hace también añorar.

Como chilenos, creo que más de alguna vez hemos regalado o recibido este libro como regalo. Yo se lo regalé en inglés a mi marido en 1993 cuando estábamos de novios y tuvimos que estar separados producto de mi visa J1 que me obligaba a regresar a mi país después de finalizada mi beca Fulbright. Y por esas cosas locas de la vida, lo recibí de regalo de cumpleaños de parte de un ex novio, cuando cumplí los 30 años en noviembre 1991. Lo más curioso es que el libro viajó desde Chile a EEUU, pues este ex se empeñó en enviármelo después de tres años de haber roto con él y yo estar estudiando historia en la SUNY de Stony Brook. Nunca supe como dió con mi dirección y mi teléfono, pero ahí llegó el libro y luego una llamada que yo encontré de lo más desubicada. Estos poemas despertaron y seguirán despertando nuestros sentimientos más dulces y más tristes. Definitivamente tendré que releerlos de nuevo con esta nueva mirada de Kristine.

amadoamoFinalmente, esta mañana me he leído el libro de 1988 de Rosa Montero, Amado amo. Mi mayor motivación fue que Rosa Montero viene a la reunión anual de los clubes de lectura del  Aljarafe el 15 de marzo, y fuera de La carne (2016) no he leído nada más de ella, por lo que tenía interés en saber cómo era su estilo. En la reunión del club de lectura de extranjeros me habían dicho que Amado Amo era uno de sus libros más conocidos. El libro es breve, no más de 150 páginas. Por de pronto, he encontrado ciertas similitudes entre el protagonista de Amado Amo, el cuarentón César Miranda, y el de La carne, la sesentona Soledad Alegre. Ambos son personajes en crisis, neuróticos, sin familia, con infancias tristes y medias traumáticas, que sienten que el piso profesional se lo aserruchan y que los amores se escapan, con una inseguridad infinita y un algo que los hace que los detestemos o nos llenen de compasión intermitente.

En fin, poca lectura en febrero, pero arrebatada. Y quien sabe, todavía quedan dos días del mes.

Año nuevo, ¿debo escribir mis promesas para el 2017?

img_0197a
Enero 2016. Tertulia en la Biblioteca del Colegio de San Francisco de Paula con el escritor, dramaturgo y defensor del pueblo de Andalucía, José Chamizo

Como se puede ver en este blog, es poco lo que he escrito y cuando miro las entradas del 2016, veo que francamente ha sido muy escuálida mi escritura. Probablemente se debe a mi afán de perfeccionismo y querer escribir controlándolo todo. Sin embargo, aunque no quiero prometer ni hacer promesas que no voy a cumplir, el 2016 he escuchado a diversos autores como José Chamizo, Jorge Edwards, Fernando Iwasaki, Manuel Valderrama y todos me han abrumado por su conocimiento literario y por supuesto, lo indefectiblemente necesario que es escribir diariamente.

img_0195-small
José Chamizo dedicando uno de sus libros a la Biblioteca del colegio.

Además en las tres últimas semanas he estado leyendo más narrativa en español (Los besos del pan (2016) de Almudena Grandes,  Patria (2016) y Vida de un piojo llamado Matías (2004) de Fernando Aramburu,  Chicas muertas (2014) de Selva Almada, y La carne de Rosa Montero (2016) ) y me he dado cuenta de lo anquilosado que tengo el idioma, y lo mucho que me gusta imaginar en mi mente que podría llegar a ser una escritora no mediocre. Pero para eso hay que atreverse a escribir, tomar notas, reflexionar, fracasar, ser disciplinada, lanzarse a escribir aunque sean retazos o tonteras, y por cierto, tener mucha confianza en uno mismo, que es quizás lo que a mi me falta.

iwasaki
Mayo 2016. Encuentro en la Biblioteca de Gines con el escritor peruano asentado en Sevilla, Fernando Iwasaki, autor the Ajuar Funerario

Siempre han convivido en mi mente las sensaciones ambiguas de creerme lo máximo, junto y simultáneamente a sentirme una porquería. Desde chica he envidiado a las mujeres que se saben y sienten buenas y vagan por la vida seguras, sin importarles lo que los demás opinan o no quieran de ellas. Cuando estaba en la veintena, lo veía completamente asociado al amor masculino, al desenfado total como trataban a novios descariñados o cómo tenían una serie de artilugios para que los hombres cayeran en sus garras, sin morirse de

jorge-edwards-y-yo
Septiembre 2016. La loca de la familia con el escritor Jorge Edwards en el salón de actos del Colegio de San Francisco de Paula

pena, o darle vueltas en la cabeza martirizándose, sino más bien desfachatamente proclamar un “peor para él” si las estrategias fallaban, lo que me hacía cuestionar mi fortaleza, o más bien poner al desnudo mi propia fragilidad.

En mi cincuentena, ya no es el amor masculino lo que me hace sentir mala y buena a la vez, sino mi desempeño profesional, mi sabiduría o ausencia de ella. Ayer, gracias a que fue asignado en el club de lectura de la Biblioteca de mi pueblo, empecé a leer La carne de Rosa Montero,que terminé hoy, justo el día del cumpleaños de la escritora.

manuelvalderrama
Noviembre 2016. Encuentro con el escritor Manuel Valderrama Donaire, autor de Uno de los vuestros en la Biblioteca Pública de Valencina de la Concepción

Aunque me desesperó la protagonista de la novela, Soledad Alegría, (¿a quién le gusta que le hurguen la llaga? ) en cierto modo, ella refleja un poco las inseguridades que comienza a reflejar la mujer cuando se acerca a los sesenta años o quizás a plasmar las inseguridades que hemos ido arrastrando durante toda una vida y cómo nos han delineado como lo que somos al atardecer de ésta.

En fin, sea lo que sea, con promesa o sin promesa, este año espero poder escribir más, sin darle muchas vueltas al coco, y tratando de que no me importe la aprobación o no aprobación de lo que escribo. Tan solo escribir, aunque escribir sea empelotarse un poco.

¡Feliz cumpleaños, Rosa Montero!